Con el lanzamiento de "+EVA", la Universidad tendrá acceso a mayores contenidos educativos

in

Nota ProEVa BienestarCompartimos la nota realizada por Marcelo Bustamante del equipo de comunicación de Bienestar Universitario.

Avance: la nueva herramienta permitirá la creación de cursos abiertos, clases grabadas y en línea

Si bien desde el año 2000, habían experiencias de utilización de tecnología en diferentes servicios universitarios, es a partir de 2008 que la Udelar adopta una política de creación de entornos virtuales de aprendizaje para integrarlos a la enseñanza universitaria. Esto lleva a la creación del Programa de Desarrollo de Entornos Virtuales de Aprendizaje (EVA) en el marco de la Comisión Sectorial de Enseñanza, encargado de la puesta en marcha de estas iniciativas que tienden a favorecer el aprendizaje.

En 2012 se logró la generalización del uso de EVA alcanzando al 68% de los estudiantes. Solo en el EVA central hasta el 2013 se impartieron más de 2 mil cursos activos dictados por docentes, y están disponibles unos 74 mil recursos educativos que incluyen desde materiales de estudio, actividades, textos, videos que se pueden acceder a través de distintos soportes.

Más allá de estos avances, la Comisión Sectorial de Enseñanza, a través del Programa de Entornos Virtuales de Aprendizaje (ProEVA), pondrá en funcionamiento a partir del segundo semestre del año un nuevo portal que facilitará el acceso a diferentes servicios, con el objetivo de potenciar las funciones de EVA y paralelamente, facilitar la apertura de los contenidos educativos.

“+EVA” en distintos soportes multimedia. Se agregará la publicación de “cursos abiertos”, así como la inauguración de una sala multimedia en la Facultad de Artes. Los docentes de todos los servicios  universitarios tendrán la opción de grabar sus clases y colgarlas en el repositorio. También se podrán hacer videoconferencias web.

El Programa viene trabajando en la publicación de libros de textos en formatos abiertos con la participación de docentes de la región, así como promocionando las licencias abiertas a través del Creative Commons.

Lee la nota completa en el portal de Bienestar Universitario